Un pequeño tributo


En 1997, realizó, un programa donde tenía 4 invitados a los que entrevistaba simultánemente haciéndolos interactuar.




En 2008, vuelve a Canal 13 con una nueva temporada de La Biblia y el calefón, que dias después seria levantado del aire.





La opinión de un colega:
 
"Si ibas como invitado a un programa de Jorge Guinzburg y tenías un productor amigo entre su gente, te decía: 'Guarda con Jorge, no quieras jugar al tenis al aire, porque en cualquier momento te devuelve un smash y salís de la cancha lesionado...' Hoy ves una emisión de
“La Biblia y el Calefón” y, si bien no hay duda de que el anfitrión es casi siempre uno de los más rápidos de los 5 en pantalla, Guinzburg ahora juega al tenis con todos y hasta les permite unos cuantos tantos a sus entrevistados, incluso a la 'chica bonita con pocas luces' que históricamente va sentada a la izquierda del conductor. Guinzburg no necesita a esta altura cerrar todos los chistes, pero como telespectador agradezco tanto cuando lo hace... como cuando aparecen esos chispazos de maldad, ironía y humor negro. En este momento verlo en acción es ver a un señor que puede combinar lo mejor de la paleta de colores que el humor ofrece y sabe en qué momento elegir el rojo o el azul (estoy inspirado, tiembla Narovsky).
En algún momento tuvo que pelearla contra los censores-hipócritas-mal dormidos que no soportaban los contenidos
de programas como Peor es nada” e intentaron boicotear
la torta publicitaria del envío; hoy Guinzburg sigue
haciendo lo que quiere y ellos lo miran por TV (sabemos
que a los iluminados les gusta sufrir o se les traba el control remoto).



Guinzburg es también un publicitario de tan buenas ideas que Ramiro Agulla y Carlos Baccetti deberían pagarle hoy por los derechos del slogan “El sabor del encuentro”, idea original de Jorge cuando trabajaba bajo relación de dependencia en una agencia de publicidad hace 20 años. Intuitivo, creativo y multifunción, hablando con unos cuantos conocidos en común antes de realizar la entrevista, me dijeron que ellos sienten que Guinzburg está pegando la vuelta y que se viene un período prolífico en: publicidad, televisión, cine, gráfica, ficción, actuación y que puede encararlos con la tranquilidad de los que no necesitan trabajar para comer y con la pasión de los que necesitan crear para vivir  ".

Juan Castro





El 4 de abril de 1989, se une a Horacio Fontova para realizar Peor es nada, envío que estaría en pantalla hasta 1994.
Peor es nada era un programa de sketches con parodias e incluía una entrevista hecha por Guinzburg a diferentes figuras que tenía como última pregunta "¿cómo fue tu primera vez?" refiriéndose al début sexual de los invitados.
 


  







En 2001 tuvo un nueva versión, sin Fontova. Con Guinzburg, esta vez acompañado por Elizabeth Vernaci y Laura Oliva.


































































Design downloaded from free website templates.